Woodsum, una retro cámara estenopeica de madera

Que lo retro está de moda es algo evidente, en el siglo pasado la gente podía construirse sus propios cacharros, y algunos lo hacían, cogían unas piezas de esto, otras de aquello y construían sus radios, altavoces, vehículos… Woodsum recupera esa esencia. El construirte tus propios dispositivos tiene claras ventajas, ¿la mejor? que te ayuda a entender mejor la tecnología que te rodea. Montar tu mismo una cámara, te ayudará a comprender porqué los smartphones con cámaras “tan buenas” tienen protuberancias en la lente y aún más importante, cómo, se capturan las imágenes. Y además, te dará el potencial para crear y arreglar tus aparatos.

Woodsum funciona como lo haría una cámara analógica

La maestría en construir y arreglar todo tipo de cacharros, es algo que se ha ido perdiendo con el tiempo… ayudado, claro, por el hecho de que la tecnología crece y evoluciona a velocidades vertiginosas, por suerte continuan existiendo entusiastas que nos traen tecnología, dispositivos, productos (o lo que venimos llamando cacharros) que podemos montar, desmontar, modificar y arreglar siempre que sea necesario,tratando de mantener vivo ese espíritu. Pues bien, ahora echa un vistazo a la cámara Woodsum de 35mm.

Totalmente hecha de piezas de madera, cortadas con láser para que  puedas ensamblarlas fácilmente, la cámara viene completa con su estenopo, obturador, visor, soporte para la película, su rueda para pasar la película, empuñadura, rosca para el trípode, ojal para la correa… eso sí, no trae óptica alguna (ya tiene el estenopo) y si, si.. ¡funciona sin ningún tipo de pilas o baterías!.

La Woodsum parece y funciona como lo haría una cámara analógica. Presionas el disparador y el obturador se abre para que la luz exponga la película. El estenopo nos permitirá obtener unas bonitas imágenes a color con un verdadero toque vintage (algo que Instagram y tu iPhone solo pueden imitar). El proceso en si mismo os ayudará a comprender mejor los principios básicos de la fotografía, como la apertura y la velocidad de obturación. Es como si llevaras una bonita cámara vintage de sólida construcción, además podrás presumir de haberla construido con tus propias manos.

¡Una cámara perfecta para regalar a entusiastas de la fotografía, hipsters, amantes de lo analógico, curiosos y todo tipo de manitas!.