Plan Bee, la alternativa que no deseamos necesitar.

Es innegable la simbiosis que existe entre el ser humano y las abejas, desde la polinización hasta la producción de miel, cera, jalea o polen, productos de los que nosotros somos ávidos consumidores. Para llamar la atención sobre el gran problema que existe actualmente con la población de abejas en todo el mundo, la diseñadora industrial Anna Haldewag, ideó y desarrolló hace ya algún tiempo el producto que os presentamos, como alternativa de polinización.

Creemos que el diseño existe para mejorar las cosas, aunque desde Kaizen Studios deseamos fervientemente que esta alternativa a las abejas, nunca llegue a ser necesaria.

El «Plan Bee» es un dron autosuficiente que imita a una abeja con la forma de una flor, eso si… decorada con el código de color de las abejas. Absorbe el polen de una flor mientras interactúa con ella, mediante una cámara con luz ultravioleta en su parte inferior que sirve para alertar al dispositivo de las flores. Una vez ha recogido el polen, avanza para dispersarla sobre otra. Además, las hélices del dron están específicamente diseñadas para ayudar a impulsar el aire a través de los respiraderos superiores, liberando el polen de manera eficaz.

Este nuevo sistema de polinización cruzada, podría ser bastante efectivo, aunque nuevamente, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para preservar la abeja mientras aún sea posible. Una de las formas más sencillas de ayudar a estas pequeñas hermanas, es comprar miel de verdad (la del super y grandes superficies, es de mentira) a proveedores cercanos, todos tenemos cerca aficionados y profesionales de la apicultura que cuidan de las abejas y distribuyen sus productos ecológicos, en muchos casos hasta puedes apadrinar o amadrinar una colmena y recibir todos los años productos naturales y ecológicos, producidos sin cesar en su trabajo por tus protegidas amigas.