Lo último de Ai Weiwei resalta la crisis global de refugiados

El último trabajo de Ai Weiwei destaca la crisis mundial de refugiados, aún nos parece mentira que sea necesario destacarlo. La pieza se llama «La ley del viaje», la obra de arte se trata de un bote salvavidas de 60 metros de largo con más de 300 figuras acurrucadas en su interior.

Hecho del mismo caucho utilizado en los botes salvavidas, la pieza es totalmente negra y hace referencia a los traicioneros viajes que muchos refugiados emprenden para intentar cruzar el Mediterráneo para llegar a nuestras fronteras. Un drama por desgracia siempre en continua actualidad.

Esta no es la primera vez que el artista se compromete políticamente o aborda la crisis de los refugiados. En 2016, Weiwei montó un estudio en la isla griega de Lesbos, el punto de llegada de muchos refugiados que huían a Europa; en febrero del mismo año, Weiwei envolvió la sala de conciertos de Berlín con 14.000 chalecos salvavidas recogidos de los refugiados que hicieron el viaje; y en julio, el artista dio a conocer una pieza similar con chalecos salvavidas flotando en un estanque en el Palacio Belvedere de Viena.

La «Ley del viaje» de Ai WeiWei se exhibe actualmente en Cockatoo Island, como parte de la 21ª Bienal de Sydney y se extenderá hasta el 11 de junio.

 

Aunque desde Kaizen sabemos que no somos, ni sois Ai Weiwei… tan solo hay que levantar la mirada del suelo o del ombligo de uno/a mismo/a para tomar partido en este drama tan real, así que no podemos dejar pasar la oportunidad de removeros la conciencia e invitaros a ayudar de la forma más adecuada en cada caso, con Proactiva Open Arms.

Gente comprometida que se nutre de la ayuda de la sociedad civil para ayudar a otra sociedad civil, los/as de ahí enfrente.