Wiener, una silla que hace referencia al estilo de finales del siglo XIX.

Asztalos se inspira en un «refinado mundo», enriquecido por su experiencia como bailarina clásica. Así define Gabriella Asztalos la colección Wiener a la que pertenece esta silla y su mesa de té.

Asztalos se inspira en un «refinado mundo», enriquecido por su experiencia como bailarina clásica.

Una estructura de finas líneas, madera lacada en negro acompañada por una rejilla de paja de Viena, que hacen de Wiener un diseño elegante y seductor.

Sin duda alguna, un diseño de silla inspirado en el estilo Thonet de finales del siglo XIX, muebles populares hechos de listones de madera encolados y doblados… sobre este diseño de Gabriella Asztalos, hemos llegado a leer esta frase en algún blog especializado: «Las siluetas delgadas y la armonía del respaldo del asiento recuerdan las formas curvas y elegantes del estilo vienés: una combinación perfecta de lo clásico y lo moderno».