Mashpi Lodge, sublime elegancia en un bosque entre la niebla

Mashpi Lodge es un verdadero escondite en el bosque. Solo sus privilegiados huéspedes pueden acceder a este espectacular altiplano. El Lodge ofrece unas vistas inigualables de las montañas boscosas de sus alrededores a través de sus ventanas panorámicas. Casí como una catedral en medio de la naturaleza, conteniendo dentro de sí confort y placeres desconocidos.

Mashpi Lodge, el lado natural no descubierto de Quito

Parece incomprensible que un sitio tan salvaje y remoto pueda ser asociado a una ciudad, sin embargo Mashpi está ubicado dentro del Distrito Metropolitano de Quito, la capital del Ecuador. El Lodge descansa a 950 metros sobre el nivel del mar y la reserva dentro de la cual se encuentra tiene una altitud que va de los 500 metros a los 1200 metros sobre el nivel del mar. Incluso nuestros huéspedes locales expresan asombro de que una zona natural tan increíble se encuentre dentro de los límites de la ciudad, y que pueda ser visitada sin mayores complicaciones logísticas.

Mashpi Lodge fue construido con las últimas técnicas de construcción sostenible – por ejemplo, muchas partes fueron previamente ensambladas en Quito – y está diseñado para pasar totalmente desapercibido en su ambiente natural. Es sorprendentemente contemporáneo, con un diseño modernista y una decoración que combina los cálidos tonos de la tierra, con el hierro, la piedra y el vidrio, en perspectivas prominentes: una verdadera crisálida en medio del bosque. Spa, terraza panorámica, restaurante, bar, boutique, zonas de observación y expedición, un laboratorio y el centro de vida que es uno de los lugares más mágicos de la Reserva. Puedes ver tayras y aves tropicales que vienen para alimentarse mientras te relajas en las tumbonas o disfrutas del desayuno en una cubierta de madera; perfecto para sentirse conectado con el entorno natural. Podrás disfrutar de esta experiencia única reservando tu estancia desde unos 1.000€ la noche, no faltan razones para el precio entre ellas, las que el hospedaje Mashpi fue nombrado uno de los hospedajes únicos del mundo por National Geographic.