Lone Madrone, la cabaña que minimiza su impacto medioambiental

Situado en una costa rocosa, barrida por el viento y orientada al sur; este retiro de 500 se encuentra en este paisaje para armonizar con su entorno y minimizar la exposición al clima.

Las paredes de Lone Madrone permiten a los propietarios interactuar completamente con el paisaje y sus vistas

Lone Madrone ha sido diseñada con paneles retráctiles de pared para protegerse de las tormentas inviernales, aunque la casa también se puede abrir completamente al aire libre cuando hace buen tiempo, esto permite a los propietarios interactuar completamente con el paisaje y sus vistas. El sitio se encuentra dentro del Monumento Nacional de las Islas San Juan, la costa rocosa de «la isla de Orcas», en la esquina noroeste del estado de Washington, unas costas extremadamente sensibles y de ambiente marino.

La cabaña Lone Madrone fue diseñada por Heliotrope Architects. Con el fin de minimizar su impacto medioambiental, se empleó un techo de jardín para reemplazar el paisaje perdido por la construcción, se diseñaron flujos para las aguas pluviales para replicar las condiciones previas a la construcción. Se utilizaron en todo momento materiales locales (principalmente douglas, abeto y cedro rojo occidental) y todo contando con artesanos locales en todas las partes del proyecto.